embarazada nadar ejercicio

10 razones por las que nadar durante el embarazo es bueno para la salud

El embarazo es un momento especial y la mayoría de las mujeres hacen todo lo posible para garantizar su salud y la salud del bebé. Si tienes una piscina en el patio trasero, estás de suerte porque nadar durante el embarazo no solo te ayudará a mantenerte en forma, sino que también te ayudará a aliviar algunos de los síntomas que puedas estar experimentando. Si aún no la tienes Piscinas en Panamá Neptuno te la construye en tan solo 15 días.

Aquí hay 10 beneficios de nadar durante el embarazo.

  1. Díle adiós a las náuseas
    Las náuseas pueden ser un problema importante durante el embarazo, pero cuando das vueltas lentas en una piscina fría, esas náuseas pueden desaparecer. ¡Es una gran razón para pasar mucho tiempo en la piscina de tu jardín durante el embarazo!
  2. Aleja el calor
    Debido a que las mujeres embarazadas tienen un peso adicional, a menudo se sienten sobrecalentadas. ¿Qué mejor manera de combatir el calor que sumergirse en un cuerpo de agua fresca?
  3. Quítate la carga
    El peso del embarazo ejerce presión sobre la espalda baja y las articulaciones. Pero cuando experimentas la flotabilidad del agua, todo ese peso desaparece mágicamente. ¡Imagínate pesar 20 libras más y sentirte tan liviana como una pluma!
pregnancy, sea, pregnant-2221950.jpg
  1. Bombeo de sangre
    Cuando das vueltas en la piscina, se acelera la circulación sanguínea. Eso es bueno para ti y para el bebé y ayuda a garantizar un embarazo más saludable. Recuerda, el bebé necesita oxigenación para crecer fuerte y saludable y nadar es una excelente manera de proporcionarla.

¿Sabías?
Un estudio muestra que las mujeres que nadan durante el embarazo tienen un riesgo reducido de un parto prematuro o de dar a luz a un niño que padece malformaciones congénitas.

  1. Fortalece el núcleo
    Cuando haces vueltas en una piscina, los movimientos ayudan a fortalecer los músculos abdominales centrales. Eso no solo ayudará a facilitar el proceso del parto, sino que también permitirá que sus músculos se recuperen más rápidamente después, por lo que te resultará más fácil volver a ponerte en forma.

6.Has de la incomodidad una cosa del pasado
Cuando tu cuerpo esté sumergido en el agua, sentirás un alivio instantáneo de las extremidades hinchadas, el dolor de espalda y los tobillos doloridos. La flotabilidad del agua significa que pesas solo una décima parte de lo que haces en tierra, y eso proporcionará un alivio instantáneo a tus articulaciones y músculos doloridos.

  1. No más ansiedad
    Se ha demostrado que la natación juega un papel importante en el bienestar mental positivo, ya que aumenta las endorfinas. Y dado que muchas futuras madres experimentan ansiedad, la natación es un ejercicio natural para combatirla. ¡Esas vueltas lentas y rítmicas en la piscina de tu jardín harán maravillas con tu estado de ánimo! Mira este bello video.
  1. ¡Duerme mientras puedas!
    Una vez que llegue el bebé, tus noches de sueño placentero se suspenderán por un tiempo. Pero la buena noticia es que si nadas durante el embarazo, disfrutarás de un sueño más profundo y satisfactorio. ¡Eso significa que estarás bien descansada y mejor preparada para las noches de insomnio del bebé!
  2. Detén las várices
    Un resultado lamentable del embarazo es la aparición de varices. Pero si pasas una buena cantidad de tiempo en la piscina, es posible que puedas reducirlos o incluso prevenirlos. Eso es porque mientras flotas en el agua, quitas la presión de tus piernas y pies.
  3. Evita este diagnóstico común
    La diástasis de los rectos, que es una separación anormal entre los dos músculos rectos de la pared muscular abdominal, afecta entre el 65% y el 100% de las mujeres embarazadas. Uno de los métodos clave de prevención de esta afección es fortalecer las paredes abdominales, lo que se puede lograr nadando.

Nadar durante el embarazo es bueno para ti y para tú bebé
Mientras te preparas para la vida con el nuevo bebé, tiene sentido que quieras hacer todo lo posible para garantizar tu salud y la del bebé. Nadar durante el embarazo es una excelente manera de ponerse en forma, disfrutar de un sueño más reparador, fortalecer los músculos y reducir la ansiedad.

Al igual que con cualquier programa de ejercicios, asegúrate de discutir tu rutina con tu médico para asegurarte de que satisfaga tus necesidades específicas.

Síguenos y danos like
close

¡No te pierdas estos consejos!

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Hola, 👋
Encantados de conocerte.

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: